Protocolo de desastres para instituciones de seguridad social en las Américas: recuperación del bienestar ante contingencias socioambientales
Entrada

Protocolo de desastres para instituciones de seguridad social en las Américas: recuperación del bienestar ante contingencias socioambientales

Este Protocolo de desastres tiene por objetivo establecer las bases para la integración y la participación de los sistemas de seguridad social en las estrategias de reducción del riesgo de desastres. Esto mediante el desarrollo de la capacidad de afrontamiento, con la finalidad última de fortalecer la resiliencia de las personas y las poblaciones americanas ante el riesgo de desastres. La Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) presenta esta propuesta de protocolo de desastres en conformidad con la Meta Global E del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la cual establece que debe incrementarse considerablemente el número de países que cuentan con estrategias de reducción del riesgo de desastres a nivel nacional y local para 2020. En ese sentido, este protocolo es un documento de consulta que facilita el diseño de estrategias de reducción de riesgo de desastres con una visión de bienestar centrado en las personas, y no sólo en las pérdidas económicas.(AU)

Propuesta hacia la construcción de un protocolo de desastres para instituciones de la seguridad social en las Américas
Entrada

Propuesta hacia la construcción de un protocolo de desastres para instituciones de la seguridad social en las Américas

La coordinación con las instituciones, sectores y actores pertinentes permite que los sistemas de la seguridad social complementen la gestión del riesgo de desastres. Si bien los sistemas de seguridad social en las Américas se enfrentan a grandes retos, se sostiene que la coordinación intrainstitucional e intersectorial es un paso fundamental para la gestión de recursos escasos, la creación de capacidades y la ampliación de la cobertura, además de mitigar y prevenir riesgos de desastres. De esa manera, la coordinación de los sistemas de seguridad social permite ampliar la respuesta ante desastres a través de una serie de medidas adoptadas ex ante para prevenir, mitigar y reducir los efectos adversos en el bienestar de las personas.